Última Noticia: Amigo Caballo se incorpora a Outback Spain - siga este enlace





w

La etología en la practica

La equitación etológica se aplica no sólo a animales que viven en manadas al aire libre, sino también a animales en todas las situaciones de vida típicas de caballos domesticados. Es más, los caballos que viven en hípicas, cuadras, granjas, corrales, pequeños prados, etc. son a menudo los que mejor benefician de un manejo fundado en el entendimiento de su comportamiento nativo.

Frente a cualquier comportamiento problemático, nuestra experiencia es que la equitación natural ofrece la interpretación más útil para llegar a soluciones sólidas y duraderas.

El caballo en un prado

Un caballo en un prado verde es un imagen de felicidad. ¿Puede ser proyección nuestra, de la libertad que nos gustaría tener?

¿Está el caballo solo, o tiene compañía, o al menos distracción? Algunos raros animales están contentos con la soledad. La mayoría sufren de ella, exhibiendo primero ansiedad (que se puede manifestar por agresión), luego depresión. Si no hay otro caballo de compañía, hay alternativas para llenar el vacío en la vida de tu caballo.

¿Está verde el prado, o más bien polvoriento, o barroso? ¿Está la valla segura, o le podría dañar al caballo? ¿El prado tiene agua limpia, y hay bloque de sal y minerales? ¿Hay posibilidad de cobijo del viento húmedo, y algo que da sombra los días de sol fuerte? A menudo, con unos modestos ajustes, se mejora considerablemente la calidad de vida de tu compañero.

¿Como se comporta el caballo cuando entras en el prado - se acerca y se deja poner la cabezada, o se aparta y se pone difícil para coger? Cuando salís del prado, ¿se hace pacífica y educadamente, o te empuja o te arrastra el caballo por la entrada, o tienes tu que arrastrar? Las voces y los sobornos gastronómicos son unos trucos para que el caballo te haga caso, pero ¡hay otros!

 

El caballo estabulado

Un box puede ser bonito a los ojos del dueño, y menos a los del ocupante. El box puede ser refugio, o celda de prisión: depende del box, del caballo, y de la vida del caballo -

Los "vicios de cuadra" no son signos de mala educación, sino de sufrimiento, y es a menudo sorprendentemente fácil mejorar la vida del caballo estabulado, introduciendo algunos cambios en su entorno y su rutina.

Caballo sin pastos

Distrayendo y educando el caballo solitario Que vive estabulado, o fuera, o en combinación, el caballo que no se alimenta de forma natural corre riesgo de daño físico, y mental. Lo más importante es evitar comidas abundantes y distanciadas, haciendo todo para que el animal coma de la manera la más continua posible - poco, equilibrado, y a menudo. Ese se consigue por medio de una selección de trucos y equipos, desde la sencilla red de heno correctamente usada, y unos ingeniosos juguetes-comederos, hasta elaborados dispensadores mecánicos.

Cabalgar campo a través

¿Está tu caballo a gusto con las novedades que encuentra cuando sale al campo? ¿Sabes hacer de una situación de aprehensión (de parte tuya o del caballo) un juego educativo, transformando el problema en ocasión de consolidar el equipo? Los sustos y las resistencias son materia prima para crear una buena conexión entre caballo y jinete. El buen líder no duda en desmontar, si es lo que hace falta para convencer a su alumno. Así ¡se hace una forma física, mientras el caballo recobra coraje y tranquilidad!

Caballos, calles y carreteras

Primer paseo por el pueblo - tranquilo Cómo hacer para mantener la calma en el medio del caos, evitando que el caballo se encuentre obligado a salir de golpe de tu control, o que rehúsa a ir al rumbo. Con la participación de unos amigos al volante de sus coches, podemos preparar simulacros de situaciones de carretera para acostumbrar los animales y los que les manejan a integrarse en el tráfico. Veremos las buenas maneras de cruzar una carretera, con uno o más caballos.

 

 

 

El caballo y el van

 

Hay pocos caballos que no están tranquilos en un remolque o un camión en marcha, pero muchos caballos que se oponen con toda su fuerza a subir en uno, aunque entran en un box sin pensarlo. El reto consiste en hacer que el caballo experimente el van o el camión como un box, uno algo distinto al que está acostumbrado, una curiosidad, sin llegar a ser una amenaza.

Si se trata de un animal que no conoce el box, eso no nos complica la tarea: el ejercicio consistirá en iniciarle a entrar y salir de un espacio restringido, con el apoyo y aliento de la gente que le entorna.

Tarifa